África  | 02/12/2016

VICTORIA FALLS, Doctor Livingstone, Supongo

Contemplar la enorme cortina de agua de las Cataratas Victoria, es una de las experiencias inolvidables que se pueden vivir en África. Resulta realmente estremecedor el muro de agua que forma el poderoso Zambeze en un tramo de 1,7 kilómetros de anchura, al caer por la grieta de una meseta de basalto a un estrecho barranco, donde surca el rio Zambeze.

En 1855 el explorador David Livingstone las bautizó con el nombre de su reina, Victoria, pero en realidad se llaman Mosi-ou-Tunya (humo que retumba).

La forma inusual de las cataratas Victoria permite contemplarlas enteramente desde tan solo 60 metros de distancia, ya que el río Zambeze cae a una profunda y estrecha sima conectada con una serie de gargantas, formándose pequeñas cataratas que permiten la aproximación a pie. 

Las cataratas son compartidas por Zambia y Zimbabue y cada país tiene su propio parque nacional para protegerlas.

     
     

Newsletter

El Elefante de SUDAFRICA

Agosto 2017

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

+ Ver newsletters anteriores

Más noticias

volver