África  | 04/05/2017

Dhows Surcando ZANZIBAR

La construcción de los dhow, las típicas barcas de la isla de Zanzibar, se sigue realizando a día de hoy, de forma artesanal. El arte de construirlos, que los árabes llaman Al Qalafa, tiene su origen en el sur del Golfo Pérsico y desde allí se extendió a la costa Swahili, transmitiéndose esta tradición entre los carpinteros del archipiélago de Mafia, en Zanzibar o en Lamu, ya en Kenia.

Las canoas se construyen con el tronco del mango, calafateando con suave kapok natural (un tipo de algodón) impregnado en aceite de coco, los pequeños espacios entre tabla y tabla. La tablazón se impermeabiliza con una nauseabunda grasa de tiburón llamada mafuta ya papa. Se alza un pequeño mástil con velas de algodón, mientras que todos los cabos se fabrican trenzando fibra de coco, y finalmente una tabla exterior al casco que sirve de balancín.

En su construcción se trabaja durante meses, con un único rasgo de modernidad, el uso de clavos en lugar de la fibra de palma trenzada. Las embarcaciones se ensamblan a la sombra de cobertizos de esteras y se trabajan con taladros de cuerda, escoplos y abrazaderas.

Todos los años en Stone Town, las mejores tripulaciones de dhow se retan en veloces regatas durante el Tamasha Ziff Festival of the Dhow Countries, una manifestación dedicada a la cultura y las tradiciones swahilis que se celebra en los meses de julio y agosto.

     
     

Newsletter

El Elefante de SUDAFRICA

Agosto 2017

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

+ Ver newsletters anteriores

Más noticias

volver