Oriente Medio  | 07/12/2015

Parque Nacional de CESAREA

Entre los años 29 y 22 adC Herodes el Grande construyó una magnífica ciudad sobre un antiguo puente fenicio y la dedicó a César Augusto. El esplendor de la ciudad se alargó hasta el año 614 ddC, cuando su historia se tornó inestable. A principios del siglo XII con las cruzadas, se volvió a convertir en una población importante, y volvió a utilizarse como puerto. Ya a finales del siglo XIII fue destruida por los mamelucos y se dejó a expensas de que el desierto recuperar su terreno, salvo un pequeño pueblo árabe que sobrevivió.

Hasta la década de 1940 no se apreciaron la importancia de sus ruinas ocultas por la arena del desierto, y hoy día, es un yacimiento de los más destacados de Israel. Buena parte de sus joyas se encuentran en el Caesarea National Park, donde puede observarse un enorme teatro romano con un aforo de 4.000 espectadores, un grupo de murallas medio sumergidas que indican el emplazamiento del palacio de Herodes, las ruinas de uno de los hipódromos más grandes del Imperio Romano y la ciudadela de los cruzados, todavía rodeada de murallas de 1250, entre otros vestigios interesantes.

     
     

Newsletter

El Elefante de SUDAFRICA

Agosto 2017

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

+ Ver newsletters anteriores

Más noticias

volver