Asia  | 01/08/2016

KASHGAR Multicultural

Enmarcado en la esquina más occidental de China (provincia de Xinjiang), está geográficamente más cerca de Teherán y Damasco que de Beijing, Kashgar ha sido epicentro del comercio regional e intercambio cultural desde hace más de dos milenios.

En los últimos años, la modernidad se ha extendido en Kashgar como una tormenta de arena. Ahora, carreteras, ferrocarril y aviones conectan la ciudad con el resto de China, circunstancia que ha provocado olas de inmigración Han, por lo que sectores completos de la ciudad antigua han sido arrasadas en nombre del progreso económico. A pesar de todos estos cambios, el espíritu de Kashgar sobrevive. Artesanos uigures todavía trabajan a martillo y cincel en locales de callejones secundarios, los comerciantes aun regatean en los bulliciosos bazares y los carros tirados por burros todavía se abren camino en los suburbios de Kashgar.

Es toda una experiencia sumergirse en sus callejuelas, comer unos pinchos, hablar y regatear con los vendedores de alfombras locales y visitar sus lugares más sagrados. Y, sobre todo, no hay que perderse el mercado de ganado de los domingos, todo un espectáculo.

     
     

Newsletter

El Elefante de SUDAFRICA

Agosto 2017

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

+ Ver newsletters anteriores

Más noticias

volver